Ayuntamiento de Piedrabuena








El Domingo siguiente al día 3 de mayo se celebra la Romería de la Sierra de la Cruz.

Los mayeros de Piedrabuena subirán a la ermita, en lo alto de la sierra, junto a los romeros, para echarle el mayo a la Santa Cruz poniendo así punto y final a las fiestas de las Cruces y Mayos. No hay que olvidar que muchos romeros, la mayoría de ellos jóvenes, suben a la Sierra de la Cruz la tarde del sábado para comenzar la fiesta, estos generalmente buscan el resguardo de los riscos y, con las ramas del monte y lonas forman pequeños chamizos, o bien llevan sus propias tiendas de campaña, en las que disfrutarán de una noche de velada en la sierra.

Otros no tan jóvenes velarán la santa cruz permaneciendo en la ermita toda la noche, tiempo que dedicarán a rezar el rosario, oraciones y a meditar hasta las seis y media de la mañana en que todos saldrán de la ermita para rezar el Rosario de la Aurora, siguiendo el itinerario procesional.

Aproximadamente a las cero horas del Domingo, el grupo de mayeros Santo Cristo de la Antigua hace acto de presencia en la ermita y colocándose ante el altar, le echarán el mayo e inmediatamente después cantarán el mayo ventanero a quienes se encuentran en el exterior de la ermita; a continuación pasarán a la cocina que ocupa el Hermano Mayor, a quien le echarán el mayo con su familia y, si la situación lo requiere cantarán alguna que otra jota o fandango para animar la fiesta.

Al amanecer el Domingo, un elevado número de vecinos del pueblo y de otras poblaciones emprenden el camino de la Sierra de la Cruz. Bien por devoción o por promesa aún continúa la tradición de subir andando hasta la ermita de la sierra de la cruz por los antiguos caminos y veredas pero para el más perezoso existe la forma de llegar en coche. Las promesas consisten en subir por las veredas descalzos hasta la cima de la sierra, incluso de rodillas bien para darle gracias por alguna enfermedad pasada bien para que la Santa Cruz les diese fuerzas para resistirla, o por cualquier otra gracia solicitada a la Cruz.

Los actos diurnos en honor a la Santa Cruz dan comienzo a las doce de la mañana del domingo con la procesión, el estandarte, el cetro del Hermano Mayor, las dos jinetas, los cuatro faroles y las cuatro alabardas, abren por este orden el desfile procesional, caminando durante todo el recorrido delante de las andas de la santa cruz .Las andas son llevadas mayoritariamente por mujeres, que se turnan frecuentemente. El pueblo camina junto a la santa cruz sin guardar filas, de forma informal, a la llegada a la ermita se dice la Misa, en un altar ubicado junto al porche; instantes después, como es habitual desde 1962 se realiza una subasta pública para pasar la Santa Cruz a su ermita, en la que los asistentes a la ceremonia religiosa pujan llegando a satisfacer grandes sumas de dinero.

Esta tradición nunca se ha perdido pero si que ha ido evolucionando a lo largo de los tiempos al menos a lo que económicamente se refiere, así: de los años 1972 a 1973 el pasar la Santa Cruz se hizo por 500 pesetas y de los años 2000 al 2001 se hizo por 45000.

Aparte de esta subasta se reciben donativos de los asistentes que serán recogidos por su Hermandad y que servirán junto con el dinero de la subasta para ir sufragando los posibles gastos que existan.

Es el momento entonces de que los mayeros afinen las cuerdas de sus guitarras y entonen sus gargantas para echarle el mayo a la Santa Cruz que habían dejado de hacer días atrás. El mayo vuelve a sonar y trae de nuevo la alegría a los vecinos que los acompañan, dando rienda suelta a lo que vendrá después.

Una vez terminados todos los actos en honor a la Santa Cruz los asistentes pueden disfrutar de un día en el campo para relajarse y comer con los amigos. Así grupos de amigos y familiares unidos toman el aperitivo en los diferentes chiringuitos instalados para después marcharse a preparar la comida típica de campo.

La fiesta se puede alargar hasta bien entrada la noche en el que poco a poco sus gentes van regresando al pueblo exhaustos por el cansancio.

Actualmente más de cinco mil personas se dan cita en la romería, inducidos por motivos religiosos o simplemente por el hecho festivo. Hijos de Piedrabuena residentes en Madrid, Valencia y Toledo, principalmente, junto con la inmensa mayoría de la juventud de Piedrabuena, y personas de diferentes edades, además de otras muchas venidas de diferentes pueblos de la provincia, como Alcolea de Calatrava, Ciudad Real, Luciana, Malagón, Miguelturra, Picón, Porzuna, Puebla de D. Rodrigo, etc. pueblan ese día la Sierra de la Cruz.

Los mayos guardarán silencio por unos días para ser rescatados de nuevo el día 15 de Mayo día de “San Isidro Labrador”, romería que pone el colofón a estas fiestas religiosas y populares de “Cruces y Mayos”.




Datos Generales
Historia de Piedrabuena
Gastronomía
Patrimonio Territorial
Castillo Miraflores y P. Los Moros
Cristo de la Antigua
Ermitas de San Antón, San Bartolomé y San Isidro
Plaza de Toros
Río Bullaque y Tabla de la Yedra
Sierra de la Cruz
Iglesia Parroquial
Fiestas Locales
Cruces y Mayos
Fiestas Patronales
Romería Sierra de la Cruz
Romería de San Isidro
Romería de San Bartolomé
Callejero de Piedrabuena
   
Optimizada para una resolución 1024 x 768 px e I.E. 5.5 o superior - Copyright © Ayuntamiento de Piedrabuena - 2008